jueves, 24 de mayo de 2018

MACRI, ANTE SUS MINISTROS: ADMITIÓ QUE ES UN MOMENTO "DIFÍCIL", PERO LES TRANSMITIÓ SERENIDAD.


        Por Silvia Mercado/infobae.- En la reunión que se hizo en el CCK hablaron, además del Presidente, Marcos Peña, Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio. Hubo más de 1.200 funcionarios. Aceptaron las turbulencias, pero marcaron que hubo un momento peor durante la gestión Mauricio Macri fue ovacionado, de pie, por los más de 1.200 funcionarios que fueron convocados hoy en el CCK para la reunión de Gabinete ampliado. Como los aplausos continuaban, el propio Presidente tuvo que pedir con sus manos que se tranquilizaran y tomaran asiento para dar inicio a la reunión, que llevaba diez minutos de retraso. Esa reacción espontánea habla por sí sola del estado de inquietud que se vive por estos días en el Gobierno. Y un gesto que no pasó desapercibido es que no se sentó en la platea al lado de ningún funcionario, sino que se quedó a un costado, escuchando las ponencias, hasta que le tocó el turno de cerrar el evento. El último en llegar a la Sala Sinfónica del Centro Cultural Kirchner fue Macri, donde ya lo esperaban la gobernadora María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El primero en dirigirse a los gabinetes de la Nación, la Provincia y la ciudad de Buenos Aires, más diputados y senadores nacionales y provinciales y también locales, fue Marcos Peña, quien agradeció "por la entereza con que están transitando este momento de turbulencia" y criticó duramente a los diputados que ayer lo escucharon en su informe mensual al Congreso por "el cinismo con el que pretenden decir qué tenemos que hacer". Le siguió el empoderado ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien en la última reunión de Gabinete ampliado que se hizo el 2 marzo había asegurado que la economía argentina estaba alcanzado los objetivos planificados en materia de crecimiento, inflación y reactivación y había dejado cualquier posibilidad de crisis. En esta ocasión, explicó que el país venía transitando un camino en paralelo a Venezuela, y detalló con placas las horrorosas estadísticas de ese país en materia de inflación (2.828%), pobreza (87%), déficit fiscal (32%), desempleo (27,1%). "Venezuela no llegó a esto de casualidad, ni es víctima de ninguna conspiración internacional, sino que llegó por persistir en malas políticas económicas en un régimen autoritario que no permite el disenso ni la crítica".

DI LELLO PRECIPITA UNA NUEVA CRISIS EN EL PJ.


        Por Carlos Tórtora/Informador Público.- El dictamen del Fiscal Electoral Jorge Di Lello pronunciándose en contra del fallo de la jueza federal María Servini, que dispuso la designación de Luis Barrionuevo como interventor del PJ nacional, puso de manifiesto una vez más una constante ya histórica: cada vez que la justicia interviene el PJ la crisis interna partidaria se potencia aún más. De adherir la Cámara Nacional Electoral a la postura de Di Lello, se daría la situación paradójica de un interventor judicial desalojado de su cargo por la propia justicia electoral. Obviamente que el líder gastronómico podría terminar recurriendo a la Corte Suprema mientras el hoy ex presidente, José Luis Gioja, volvería a sentarse en la sede la calle Matheu. El cristinismo sería el sector que capitalizaría entonces la eventual derrota de Barrionuevo, que hoy se mueve sin hacer ruido. Como globo de ensayo, este último les envió a los presidentes de los partidos justicialistas provinciales un cuestionario requiriendo información acerca del funcionamiento de cada partido. La contestación o no de este cuestionario permitiría evaluar el grado de aceptación al que podría aspirar Barrionuevo entre la dirigencia que, en principio, le fue bastante renuente.